Competencia de sapos

Competencia de sapos

sapos

Era una vez una competencia de sapos. El objetivo era llegar a lo alto de una gran torre. Había en el lugar una gran multitud. Mucha gente para vibrar y gritar por ellos. Comenzó la competencia. Pero como la multitud no creía que pudieran alcanzar la cima de aquella torre, lo que más se escuchaba era: – “Qué pena!!! Esos sapos no lo van a conseguir… no lo van a conseguir…” Los sapitos comenzaron a desistir. Pero había uno que persistía y continuaba subiendo en busca de la cima. La multitud continuaba gritando: – “… Qué pena!!! Ustedes no lo van a conseguir!…” Y los sapitos estaban dándose por vencidos. Salvo aquel sapito que seguía y seguía tranquilo y ahora cada vez con más fuerza. Ya llegando el final de la competición todos desistieron, menos ese sapito, que curiosamente, en contra de todos, seguía y pudo llegar a la cima con todo su esfuerzo. Los otros querían saber qué le había pasado. Un sapito le fue a preguntar cómo él había conseguido concluir la prueba.

Y descubrieron que… ¡era sordo! …No permitas que personas con pésimos hábitos de ser negativos derrumben las mejores y más sabias esperanzas de tu corazón! Recuerda siempre el poder que tienen las palabras que escuches o veas.

2 comentarios

  1. Del_Rey

    muchas veces nos proyectamos algo en la vida, y como a muchos les queda grande nuestras metas, no hacen mas que inducir el pesimismo o tratar de hacernos ver en nosotros mismos la incapacidad de ellos

  2. Rosalia

    Me ha encantado esta competencia de sapos es importate aporta una fuerza interior enorme a mi flechó

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>